LA BALADA DE LOS TRES INOCENTES, de Pedro Mario Herrero

EL AUTOR
Pedro Mario Herrero nace en Valdesoto en 1929 y vive sus años de juventud en Langreo. Viaja a Madrid a medidos de los 40 para estudiar la carrera de Ingeniero de Minas. Ejerció de periodista, corresponsal de guerra, guionista de cine y sobre todo de dramaturgo. Entre sus obras citaremos sólo algunas: El piso de Don Simón, No le busques tres piernas al alcalde, Un día de libertad, La primavera de las mariposas y sobresale La balada de los tres inocentes, representada desde el año 1973 en todo el mundo.

LA OBRA
La balada de los tres inocentes es un auténtico vodevil, en el cual el autor se vio obligado a trasladar la acción a Italia, por imposiciones de la censura, ya que se escribió en 1973, y cuenta la regocijante historia de un cura iracundo, una madre mística, una hermana incandescente, un obispo seráfico y dos carabinieri libidinosos y patriotas, como mandan las viejas ordenanzas. Este es el panorama un poco retro, si se quiere, de esta comedia.

ARGUMENTO
La obra trata de los problemas en que se ve envuelto un cura de pueblo en una agitada celebración de Semana Santa. Es joven, conservador y de mal carácter, pero se cree un dechado de virtudes. Una avalancha de problemas le cae encima. Sucesivamente se encuentra con un cadáver inesperado, con la transformación de su hermana casta y tímida, las veleidades eróticas de su madre, la vida secreta de su mejor amigo, y, para colmo de todo, la visita inoportuna del Obispo.